btn t     btn f     btn y    
                   
logo verde
ÁNGELA MÁRIA ROBLEDO
“La política electoral es hacer lo mismo que se venía haciendo en la vida personal, profesional o académica… pero en otros escenarios”

Concejal, Directora de Acción Social de Bogotá, Representante a la Cámara 2010-2014, Directiva de Partido Verde, Candidata.

 

Red Nacional de Mujeres:

- Cuentenos un poco de su formación academica

 

Ángela María Robledo:

- Soy Psicóloga, pedagoga, magister en Política Social, Decana de Psicología.

 

- Y desde su experiencia profesional ¿Qué es lo que más le gusta hacer?

 

- Soy profesora, muy querida entre mis estudiantes.

angelarobledo 1

Lo que algunos, como Gilma Jiménez, consideraban una desventaja enorme, haber sido una académica, es mi mayor valor. Hoy en el Congreso se me reconoce por mi tarea académica. Quienes consideraban mi situación de académica, de investigadora, era una desventaja terminaron tragándose sus palabras porque muchas de las prácticas de la academia las he llevado al congreso.

 

Cada debate que hago está sustentado con documento, con cifras, con datos, con testimonios. Si hay algo en este mundo que me ha dado fuerza, es mi mundo académico, es mi libertad. “Yo he hecho lo que he querido en el Congreso de la República”.

 

- Compártanos algo de su historia personal

 

- Tuve una madre que fue la primera feminista que conocí, sin saberlo, por la tarea que hizo, como organizaba la casa, por la complicidad que logró con mi padre. Vivir esa familia de roles trastocados de un padre amoroso y de una madre muy fuerte y ver que estaba en muchos espacios, que cantaba, que trabajaba, que salía de noche, me permitió empezar a vivir mi infancia y mi adolescencia con mucha libertad, en un medio muy conservador como era Manizales.

 

- ¿Algún recuerdo especial que la motivara a realizar una Política con Sexto Sentido?

 

Recuerdo el grafiti de la nacional “La mujeres obedientes van al cielo, las otras a donde les dé la gana”. Yo soy abuela y eso ha sido una experiencia muy bella, mis hijos han sido supremamente generosos conmigo para que yo haga lo que quiera. Me encantaría que mis nietas pudieran hacer siempre lo que ellas quieran.

 

- ¿Qué elementos son fundamentales para que una mujer piense en politica?

 

- “Para las mujeres es fundamental reconocer nuestra biografía como un elemento potenciador de la acción de la política y no como algo que nos pesa, que nos impide”

 

Arrancar con estos hitos biográficos es fundamental. Es ahí donde reconocemos que somos una reserva ética, para la política, para la paz, para la economía de un país y, no por naturalizar el hecho, sino porque la cultura nos puso en el cuidado de la vida, en el cuidado del planeta, en las cosas pequeñas que nadie cuida, me parece que es un elemento fundamental.

 

Hay una continuidad de esa tarea que arranca en el espacio privado o sea no hay que empezar a decir que vamos a hacer política cundo vayamos al congreso. No, eso arranca en esos espacios domésticos donde te peleas tus lugares y construyes tu libertad día a día, tu libertad en relación con los otros, pero tu libertad, y en los espacios que las mujeres hemos estado en las tareas comunitarias.

- ¿En el momento de tomar la decisión económica de todas maneras tenía un respaldo de una familia, de un esposo?

 

- Si, Eugenio mi esposo me respaldaba, sin embargo había un elemento de riesgo. Porque si me hubiera puesto a hacer cuentas de más y de menos no me hubiera arriesgado.

 

Mi familia se podría considerar en Manizales una familia con un recorrido, no de mucho dinero, pero si de un mundo intelectual muy rico. Yo no vengo de una familia adinerada, vengo de una familia en la que mi padre pudo pagar la educación de todos sus hijos, donde siempre tuvimos un bienestar, una vida de esas cómodas  de las pequeñas ciudades, el cine, el teatro, el club todo eso estaba asegurado y garantizado.

 angelarobledo 2

Hoy en día lo miro con otra perspectiva: ese soporte no tendría que darlo ni un marido, ni un compañero, sino un partido que te permita a arriesgar, pero también es una invitación a las mujeres a que debemos a arriesgar.

 

- Un consejo para pensar en hacer una campaña política:

 

- “Creatividad y oportunidades , hacer las cosas de otras maneras, es más barato”

Fue mucho más difícil  la segunda campaña, sin embargo confié en que desde el verde íbamos a poder hacer una tarea muy interesante. En ese momento estaba de nuevo con Eugenio mi ex marido, fue un apoyo muy importante, me ayudó con un sueldo como si hubiera estado en la javeriana y fue una campaña supremamente económica. La campaña a la cámara me costó 45 millones cuando hay compañeros que le tienen que vender el alma al diablo porque les vale 2 o 3 mil millones.

 

También había condiciones especiales, una consulta con los tres alcaldes, una tarea de hace muchos años con Antanas Mockus.

angelarobledo 3

Me preocupa, tengo que confesarlo, el tema económico: ya estoy apunto de jubilarme y una campaña como la que hicimos hace tres años de la mano de Antanas no la veo posible ahora. Ya sería hacer una campaña en condiciones muy distintas.

 

- ¿Cómo fue su acercamiento a los medios de comunicación para hacer su campaña?

 

- Mi vía para llegar a los medios fueron las redes sociales, porque no tenía ni celular.

Me tomo de la mano de mis jóvenes, en mi equipo, y empiezo a entrar a Facebook, a twitear a poner mis videos -tengo cerca de 100 videos en YouTube que circulan cuando hago debates, cuando dejo constancias- poco a poco esa mujer que hablaba a veces un poco raro y largo fue reconocida en los medios porque conocía los temas y había sido coherente en las decisiones.

 

Me fui abriendo espacios en programas de mucho posicionamiento en Colombia, de debate, de polémicas en televisión pero también en medios alternativos .

 

Tienemos una página web, hacemos rendición de cuentas, escribimos en varios medios, y usamos twitter.

 

- Háblenos un poco de su trayectoria en la política  colombiana

- Siempre ha habido otras mujeres con las que he trabajado, construido y producido y hombres profundamente sensibles. Trabajé en localidades, metida en muchas escuelas de Bogotá, recorriendo barrios y dándome cuenta, desde ahí, de la condición de los maestros, pero  muy especialmente de la condición de las mujeres maestras. Empiezo a tomar conciencia de que algo pasa más allá de los problemas salariales, mas allá de los problemas de infra-estructura de las escuelas, hay que pensar la escuela de una manera distinta. Empezamos incorporar la dimensión de trabajo personal, un material hermosísimo que se llama artesanía de la vida .

 

Desde la Restrepo Barco empezamos a hacer un trabajo de hogares con jefatura femenina, con Ana Isabel Arenas, financiado por el BID, acercarnos a grupos que en Cali de asesoría a proyectos de mujeres, ahí conozco a Florance Thomas a Magdalena León . Fueron momentos biográficos muy importantes.

 

Con Gabriela Castellanos nos reuníamos en el valle a leer literatura de mujeres feministas, científicas feministas y todo eso va armando una posibilidad de trabajo.

 


“No había hecho política representativa. Creo que la política es el juego del poder y por eso arranca desde tu casa, porque todo el tiempo estas en ese juego de poderes y de empoderamiento, por eso lo fui haciendo a mi manera, con mi trabajo, pero iba cada vez adquiriendo más conciencia.”.

 

Por lo menos una vez al mes íbamos a la Universidad Nacional y nos metíamos en la biblioteca, todo eso me permitió mirar el mundo desde otra manera, atreverme a ser un poco desobediente e ir poco a poco  resolviendo tareas en el mundo de la academia, porque definitivamente ese ha sido como mi mundo.

angelarobledo 4

Conozco a Antanas a través del maestro común Carlos Frederich. Mockus, venía a ser profesor de la universidad nacional, un hombre profundamente humanista con preguntas provocadoras y empezamos a hablar también del tema de las mujeres. Me invita a acompañarlo a su segunda alcaldía por Bogotá, en la lista del concejo.

 

Me encuentro hace más de 20 años con Carlos Frederich que era la cabeza, el rigor, el matemático, el físico pero al que cada ocho días le abríamos una puerta, una fisura para hablar de Dante, de la literatura, para leer poesía. eso fue fortaleciendo mi decisión para el momento en que Antanas me dice venga acompáñeme a hacer política en Bogotá.

 

Allí entré de lleno en el mundo de la política y el mundo del gobierno desde una posición muy especial… cero clientelismo, cero contratos  a los concejales en una entidad que había sido de ellos. Por supuesto día de por medio me tenían en el concejo de en debates, en controles políticos.

 

Llegué a la política con un hombre profundamente sensible y femenino, en muchas de sus prácticas.

 

Cuando Antanas me llama… yo me silencio y permito que como que emerja eso, y hay un arquetipo muy fuerte en mí que es como el de la orfebre y la guerrera, y esa orfebre y esa guerrera me dijeron es el momento de estar allí. Y fui, no tenía ni idea que iba a pasar, no tenía un peso, tenía sueldo de profesora universitaria de hace muchos años … y me lance, si con un elemento yo estaba casada… mi compañero Eugenio en su momento siempre me apoyó.

 

- ¿Cree que para hacer política la intuición funciona?

 

He aprendido, como dice Foucault que hay un tecer elemento que mueve las estructuras y hay unas zonas gris maravillosas. Sí, hay momentos en que esto me saca la guerrera mas fuerte, me saca mi lado mas agresivo y me pregunto, ahora que estoy envejeciendo: ¿Qué quiero? Ser esa guerrera tranquila o serena o ser esa guerrera que me sacan a veces. "Es fundamental no perder la intuición"

- ¿Mujeres en Política?

 

- Llegar más mujeres a hacer lo mismo no tendría ningún sentido. Tenemos que llegar con una perspectiva muy distinta, con un lugar muy distinto. Mujeres con perspectiva de género que es esta perspectiva relacional que nos pone en relación con los otros por estas asimetrías en los poderes, están los indígenas, están los afros, están los niños, están los viejos y están las victimas.

 

Somos una reserva ética para la política, para la paz, para la economía de un país. Hay una continuidad de esa tarea que arranca en el espacio privado. Osea, no hay que empezar a decir que vamos hacer política cuando vamos al congreso. No, eso arranca en los espacios domésticos donde te peleas tus lugares y construyes tu libertad día a día, tu libertad en relación con los otros pero tu libertad, y en los espacios que las mujeres hemos estado en las tareas comunitarias.

 

angelarobledo 5